jueves, 15 de octubre de 2009

LA CUCCINA DELL'ARTE



"Quien vive en la rutina de su labor diaria, está más inmerso en el Arte, que todos los críticos y galeristas tiesos del mundillo intelectual"

Rainer Maria Rilke, poeta checo.
“Cartas a un joven poeta”

"La cocina del arte". Este italianismo de raíz renacentista nos recuerda que el quehacer creador se construye día a día. No existe una revelación, sino un proceso lánguido, largo, liado a lasitudes muchas veces desperanzadoras. Si no hay fama, no hay puertas. Pero, ¿y la calidad?, ¿dónde quedó el espíritu?
Da la impresión que esto es como las carreras de los toreros actuales: las fechas para torear se negocían en las oficinas; no se ganan con los méritos y el valor demostrados sobre el ruedo. Como antes.
Yo siempre, a través de este modesto espacio virtual, me he sentido protegido, entre sus paredones virtuales de terciopelo negro. Un páramo al que he querido llamar como mi propio "Jolly Corner" (Rincón Jovial) muy a la Henry James, a pesar de dar una imagen de solemnidad, de verdad siento que no lo es tal. Quizás también influenciado por una actitud a la Roman Polanski, quien dice que "solamente el resultado final importa".
Quiero manifestar, empero, ahora que hay cosas imprevistas que han removido mi ritmo creativo, que voy a cambiar de perspectiva: no me limitaré a exhibir únicamente los egregios trabajos finales, resultados de días, de horas. Sino también se unirán al desfile, bocetos, lánguidos trazos, aguadas contemplativas de paisajes que se resisten a ser olvidados. "Porque la magia está hecha de sueños, luz de luna y viento", como dijo la actriz Isabela Corona en "La tía Alejandra" (Arturo Ripstein, 1978).
Es decir, verán imágenes más informales, aunque sean inacabadas, pero que dentro de cuya cocción está la preparación de todo lo untado, lo untable, lo embarrable y lo tachoneado. Todo aquello que, entre las horas, entre los días, entre el sudor, horneamos, olemos, en la cocina del arte.

No hay comentarios: