viernes, 24 de octubre de 2008

Vocación Vedada


"Vocación vedada" es un cuadro fervientemente taurino, como yo. Pero no es un cuadro sobre las mieles del éxito, sino una reflexión sobre los difíciles principios de unos maletillas (ni a novilleros llegan). La derrota, la duda, las proyecciones sobre lo que se podría ser si se tiene tesón. Los paisajes áridos que me fascinan y que son a la vez una metáfora de la personalidad de los sujetos. La televisión rota simboliza la vanidad: los jóvenes ya se imaginan como figuras cuando todavía ni han sorteado los primeros obstáculos. Las oportunidades se alejan como el cabuz en el horizonte.

No hay comentarios: